Mujeres que conducen una moto se sienten más felices

By Quieromimoto

Estimular a que más mujeres se animen a conducir una motocicleta es uno de los objetivos de la empresa QuieroMiMoto.com

“Asesoramos a todas aquellas mujeres que buscan una motocicleta. Les presentamos los estilos más idóneos de diferentes compañías según su personalidad y los fines de la adquisición, también tienen la posibilidad de escoger al menos cinco tipos de financiamiento, si lo requiere,” indicó Manuel Henao, Gerente de QuieroMiMoto.com.

Un estudio realizado por la marca Harley Davidson demostró que las mujeres que conducen una moto tienen un nivel mucho más alto de felicidad y autoestima en comparación con las que no lo hacen.

La periodista Julieta Cambronero optó por conducir motocicleta desde hace tres años permitiendo que su experiencia sea ejemplo para muchas otras mujeres. “El beneficio es sin duda la agilidad para trasladarse siempre que se haga con precaución y sobre todo con educación vial, es decir, respetando, sin hacer maniobra. En lo personal, conducir este tipo de vehículo me genera sensación de independencia y plenitud” indicó.

QuieroMiMoto.com es una empresa que se dedica a la venta de motocicletas y da asesoría en financiamiento apoyado por los diferentes convenios con financieras, entidades bancarias y cooperativas.

Según Manuel Henao, en ocasiones las personas optan por el financiamiento más fácil o cercano, teniendo otras opciones más favorables. «Nosotros le permitimos al cliente que desde un mismo lugar la persona pueda conocer al menos cinco tipos de financiamiento de diferentes entidades, permitiéndole escoger responsablemente el que más se adapte a su nivel de vida».

El asesoramiento no tiene ningún costo para las mujeres e interesados que lo requieran.

“El beneficio es sin duda la agilidad para trasladarse siempre que se haga con precaución y sobre todo con educación vial, es decir, respetando, sin hacer maniobra. En lo personal, conducir este tipo de vehículo me genera sensación de independencia y plenitud”